La ciudadanía que amortigua la reconstrucción neoliberal

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:»Tabla normal»;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:»»;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:»Calibri»,»sans-serif»;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:»Times New Roman»;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:»Times New Roman»;
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

Diario El Centro, 23/09/2013

El discurso oficial respecto del proceso de reconstrucción ha in­tentado minimizar su dimensión colectiva y pública, ha negado los aspectos sociales y simbóli­cos del territorio, y ha concen­trado su acción en la reposición o reparación de “unidades de vi­vienda”. Así, los barrios, sus co­munidades y su particular forma de habitar, han estado fuera de la preocupación de las políticas pú­blicas. El discurso oficial ha pre­tendido imponer la idea de que la reconstrucción es la oportuni­dad de instalar una nueva ciudad sobre la vieja; la posibilidad de refundarla desde una óptica del marketing urbano. He aquí el dis­curso oficial.

Ante tal discurso, la ciudada­nía y sus organizaciones han de­sarrollado un “contra discurso” centrado en el interés de los dam­nificados y en el resguardo de la ciudad como un bien colectivo. Lo han hecho a través de diferen­tes estrategias; generando análi­sis crítico y producción de datos independientes; desarrollando espacios formativos y de debate; a través de la opinión y la actua­ción de diversos actores locales, tales como colegios profesionales y organizaciones de la sociedad civil; de las intervenciones de al­gunos actores políticos locales y de la acción de los medios de co­municación, particularmente los independientes y vinculados al periodismo investigativo.

Uno de los hitos más significa­tivos en esta disputa simbólica del espacio público fue el Cabil­do Ciudadano realizado en agos­to de 2010, que llevó incluso a un periódico local a contraponerlo al PRES como espacio de parti­cipación (El Amaule, 17 de agos­to 2010) frente al que aparecía como voz oficial. EL Cabildo y su proceso preparatorio permitie­ron conformar una red ciudada­na que continuó conversando y reproduciendo un discurso críti­co. Este discurso aparecería más tarde como una adhesión a las lu­chas por la defensa de dos bienes públicos emblemáticos en la ciu­dad: él Mercado Central y las ex Escuelas Concentradas.

DESCARCA AQUÍ LA PRIMERA PARTE DEL TEXTO EN PDF

DESCARGA AQUÍ LA SEGUNDA PARTE DEL TEXTO EN PDF

REVISA LA NOTICIA EN TVN 24 HORAS RED MAULE

(Fuente: www.elci.sitiosur.cl)

DSC01938