La Cooperación Internacional y su relevancia en las Organizaciones de la Sociedad Civil Chilena.

surmaule Columnas de opinión, Jennifer Gualteros Leave a Comment

La importancia de la cooperación internacional como mecanismo para fortalecer la relación entre países está ligada a la necesidad de analizar y enfrentar necesidades comunes que en la actualidad suelen ser globales, desde temas como la pobreza, las desigualdades, la falta de alfabetización, el hambre, el calentamiento global entre otros. Junto a todas estas necesidades se presentan las oportunidades para avanzar hacia el desarrollo de manera coordinada, y bajo estándares y políticas Internacionales.

La agenda mundial 2030 para el Desarrollo Sostenible es una muestra real donde las naciones ratifican su interés de apoyo mutuo y emprenden acciones para hacer frente a las necesidades globales. En relación a esta agenda, Chile está alineado y destaca entre los países de América Latina por su inserción internacional, así como por el grado de desarrollo alcanzado en los últimos veinte cinco años, permitiéndole aportar de forma constructiva en el desarrollo, construcción de ciudadanía y convivencia democrática.

En la actualidad, Chile cuenta con diversos organismos de cooperación, uno de ellos es la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo AGCID, servicio público creado en 1990, cuya función es captar, proporcionar y administrar recursos de cooperación internacional mediante diferentes programas, teniendo algunos de ellos relación directa con las organizaciones de la sociedad civil.

Cuando se escucha hablar de cooperación internacional, se tiende a fortalecer los imaginarios de lejanía y poca relación con las organizaciones de la sociedad civil, sobre todo con aquellas cuya labor se realiza desde las regiones y cuyo impacto mediático es focalizado. Por lo tanto, es necesario: 1. Que la sociedad civil, empiece a re-encontrarse con la cooperación desde la posibilidad real de relacionamiento sacudiendo sus imaginarios y abriéndose a las redes y al diálogo 2. Iniciar el proceso de relacionamiento con la agenda mundial, no sólo desde la contextualización sino desde la acción mediante la realización de alianzas estratégicas internacionales. 3. Profundizar en su planificación estratégica institucional, para generar mecanismos que permitan la exportación de saberes, prácticas y aprendizajes exitosos a países que requieran tener este apoyo.

Para hacer cooperación Internacional Sur- Sur, es decir entre países del Sur Global, es necesario que todos y todas, incluyendo la sociedad civil se integren al diálogo, reflexión y acción para proveer nuevas oportunidades de intercambio de saberes que desde Chile pueden aportar al cumplimiento de propósitos internacionales tan importantes como lo es la agenda mundial 2030, a su vez le permitan a Chile conocer y aprender de otras experiencias internacionales, para avanzar de manera equilibrada entre sus regiones, tan ricas y diversas, pero tan desiguales en niveles de desarrollo.

Por estas razones cobra mucha relevancia la reciente selección del Proyecto “Implementación del Programa Territorio y Acción Colectiva para la Construcción de Convivencia y Paz” a ejecutarse en Colombia por la ONG Surmaule entre 2017 y 2019. A través de esta iniciativa se demuestra que, desde la sociedad civil y desde las regiones de Chile, se puede hacer cooperación internacional exportando nuestros saberes y a su vez puedan surgir aprendizajes para las regiones de Chile, en el marco de la Cooperación Internacional para el Desarrollo que desarrolla nuestro país.