[Abril de 1967]
Promulgación de la ley 16.640 de Reforma Agraria

En 1967 se dicta la Nueva Ley de Reforma Agraria N° 16.640 que transforma el sistema de tenencia de tierra, generando una profundización del proceso iniciado en el gobierno conservador de Alessandri, pero ésta vez promoviendo la expropiación del latifundio y de las tierras mal trabajadas y haciendo entrega de estas a campesinos organizados.        

Los elementos más importantes de esta ley de Reforma Agraria son: a) la limitación de la propiedad de la tierra ya que eran expropiables por exceso de tamaño todos aquellos predios de más de 80 hectáreas de riego básico; b) as tierras expropiadas y toda la inversión que existía en ellas se pagaba en una cuota al contado; c) en las tierras expropiadas se organizaba un sistema transitorio de explotación, asociándose el Estado con los campesinos que allí vivían por un periodo de 3 a 5 años. A este proceso se le llamó asentamiento y tenía por objeto estudiar el mejor plan de subdivisión de tierras, realizar inversiones para una mejor explotación y preparar a los campesinos para sus nuevas funciones empresariales; d) al término de este tiempo, las tierras se asignaban a los campesinos beneficiarios en forma de unidades familiares indivisibles por herencia, en forma de cooperativas de producción, o en forma de sistema mixtos, parte en propiedad familiar y parte en propiedad cooperativa; y, por último, e) las aguas de regadío eran definidas como un bien de uso nacional, y no como un bien privado.

Durante el gobierno de Frei Montalva se benefició a aproximadamente 28 mil familias campesinas, las que quedaron organizadas en asentamientos o en cooperativas de Reforma Agraria en los 1.300 predios expropiados o destinados a la Reforma Agraria. Sin embargo, la meta planteada por el gobierno era dar acceso a 100 mil familias campesinas, lo que no logró cumplirse. De esta forma, al avanzar tan lentamente la movilización campesina se radicaliza y al final del gobierno democratacristiano se llevaron a cabo muchas tomas de fundos para presionando al gobierno a apurar las expropiaciones.