Mercado Estación de Talca: Edificio, Ciudad y Bien Común

surmaule Carlos Candia, Columnas de opinión Leave a Comment

Somos “aPLOMO Edifica”, un equipo dedicado a un triple hacer: Construimos-Diseñamos-Enseñamos. Fuimos invitados a trabajar por el Sindicato del Mercado Estación, gracias a la experiencia en Diseño Participativo que hemos acumulado del trabajo conjunto con ONG SURMAULE en los proyectos Quiero Mi Barrio y Habitabilidad Comunitaria.

El Banco Alemán financia “Era Urbana”, un centro de investigación que se pregunta cuál es la forma que debiesen tener las ciudades para superar los desafíos sociales, económicos y ambientales que depara el futuro.

Una pregunta no muy distinta nos plantearon los locatarios del Mercado Estación de Talca: ¿Cuál es la forma física que debiese tener el nuevo edificio del Mercado?

Usamos el proceso de pre-diseño, no tanto para entregar una respuesta ESTÉTICA impecable, sino para esclarecer cuál era la pregunta ÉTICA sustentable. Compartimos a continuación las hebras que componen el tejido propuesto:

Social: Este edificio debe satisfacer simultáneamente necesidades privadas y deseos públicos.  Más que un mero inmueble, debe ser imaginado como un trozo de ciudad que distribuye calidad de vida a todos sus ciudadanos.

Histórico: Entrar por un jardín, esperar a la sombra y pasear por una azotea fueron aciertos de un Talca antiguo y sobrio.  Este pre-diseño reúne esos varios aciertos en un único edificio, semejante en apariencia al Mercado original.

Político: Transformar a los locatarios en contralores al hacerlos co-autores del diseño.  Sólo si sienten suyos los argumentos que sustentan la propuesta, podrán exigir a autoridades de sensibilidad DIVERGENTE, la culminación exitosa de un proceso CONVERGENTE.

Económico: El edificio puede construirse por etapas, adaptándose a diversos escenarios presupuestarios.  El modelo incorpora agentes públicos y privados, por ejemplo: se propone un parrón de tamaño geográfico en cuya materialización están invitadas a participar las viñas de toda la Región del Maule.

Ambiental: Con un parque interior el nuevo Mercado completa un paisaje vegetal latente, sumándose a las plazas circundantes. Al ser opaco y ventilarse con facilidad, el edificio requiere de poca energía para ser climatizado.

Funcional: Si el espacio público es bueno para niños y abuelos, entonces funciona bien para todos. Un edificio sin gestos ansiosos, junto con ofrecer lugares seguros, permite mantener viva la memoria del Mercado original.

Estratégico: Desde la azotea tanto una niña de Iloca como un turista de París pueden contemplar ambas cordilleras entendiendo cosas que a los libros escolares y a las guías de viaje les resulta imposible de comunicar. También se ve la Alameda, el Estero Piduco y el Río Claro, fortaleciendo un vínculo más emotivo con la ciudad.  A escala de edificio, este Mercado con su jardín interior, ofrece ayuda al Hospital Regional de Talca, al aportarle el espacio público que ese proyecto no contempló, permitiendo que la hija o la madre de alguien, alivie, la ya difícil espera y descanse tendida en el pasto, a sólo 200 pasos del estrés de pabellones clínicos.

Cuando nos preguntaron por el “problema de la forma”, quisimos primero entender la “FORMA DEL PROBLEMA”.

La ciudad es por naturaleza una pregunta que encierra múltiples dimensiones.  Estar viviendo la “Era Urbana” indica que es una pregunta muy significativa, pero lo más importante es que es una interrogante INCLUSIVA ya que si la ciudad es buena, a TODOS (juntos) nos va mejor.

 

Carlos Candia Campano, Arquitecto co-fundador aPLOMO Edifica