Reconstrucción: se ha bailado al ritmo del mercado

Cooperativa.cl, 14/02/2014

El investigador de la ONG Surmaule, Stefano Micheletti, resaltó en Lo Que Queda del Día de Cooperativa que en la reconstrucción «se ha bailado al ritmo del mercado» al comentar dicho proceso en la Región a casi cuatro años del terremoto del 27 de febrero de 2010.

«Este es un modelo de reconstrucción que se enmarca dentro del modelo más amplio neoliberal, por lo tanto, el protagonismo y ritmo del proceso de reconstrucción lo han asumido los agentes del mercado. Eso significa que las zonas que por su lejanía, por su dispersión, son menos atractivas desde el punto de vista de la maximización de la inversión, son las zonas que más atraso tienen», apuntó el ingeniero forestal.

Micheletti añadió que «se ha bailado al ritmo del mercado», porque «en las zonas donde las grandes constructoras, las EGIS no se han querido meter, que son las zonas rurales más alejadas, donde no les conviene ir para construir una o dos viviendas, se han metido contratistas medianos y pequeños y el resultado es que más de 1.000 familias han tenido problema de abandono de obras».

«Luego de trabajar con las comunidades y observar la realidad local entendemos que desde el punto de vista de la calidad del proceso hay muchos ámbitos bastante negativos en la evaluación, fundamentalmente, los efectos que se han producido en la zona urbana, pero también con la dificultad que ha tenido el proceso de reconstrucción por avanzar en las zonas rurales», comentó el profesional.

Micheletti criticó, además, la eliminación de los barrios, principalmente en el centro de la ciudad de Talca, donde «la dimensión barrio estaba presente en el plan de reconstrucción que el Gobierno presentó luego del terremoto, sin embargo, a la hora de aplicar la realidad esto no ha existido, no se ha considerado la dimensión barrio».

«Esto ha significado que la mayor parte de los damnificados de la zona central, de los barrios históricos de Talca, no han podido -en su mayoría- permanecer en su lugar de origen, porque la oferta inmobiliaria para damnificados del terremoto se ha ido desarrollando en la periferia de la ciudad, donde los terrenos son más baratos», añadió.

El profesional relató que «si bien los damnificados tenían en su mano el subsidio para la reconstrucción de su casa, han tenido acceso solamente a viviendas ubicadas en las zonas periféricas de Talca, que tienen, evidentemente, estándares menores en términos de espacio público, de accesos y que, además, atentan contra este capital social que se ha construido en los últimos 150 años en la ciudad de Talca».

«El Estado ha asumido, lamentablemente, un rol subsidiario y los resultados están a la vista. Grandes cifras, efectos de segregación que se han acelerado y escasísima participación real de la ciudadanía», concluyó Micheletti.

foto_0000000120140214194609