SURMAULE, DIEZ AÑOS PROFUNDIZANDO LA DEMOCRACIA

surmaule Columnas de opinión, Marcelo Gutiérrez Leave a Comment

No es fácil explicar qué es y qué hace una organización no gubernamental en un país en que el trabajo social es poco valorado y en el que no se reconoce ni promueve el tercer sector.

Es complicado ser ONG en una sociedad que mira con sospecha a quienes creen que se debe hacer política desde todos los espacios –sobre todo desde las bases- y no sólo desde los partidos y las instituciones públicas, y a quienes eligen subsistir trabajando para la transformación social y no simplemente para sostener un estándar de vida. No es fácil analizar e impulsar procesos sociales en un país en que la innovación se reduce a los procesos productivos individuales y de acumulación, y en un país que aún no se recupera de la desarticulación sistemática de lo colectivo, que comienza en dictadura y que se sostiene por el actual modelo de desarrollo. No es fácil ser una organización de región en un país altamente centralizado.

En una época en que las organizaciones no lucrativas se encuentran en crisis, el mérito de  Surmaule ha sido mantenerse en pie teniendo como foco prioritario su proyecto social y político y su vocación de compromiso comunitario. Desde ahí, hemos mantenido la autonomía política y hemos levantado voces en contextos desfavorables. Desde ahí nos hemos desafiado a contribuir con el empoderamiento de las comunidades y a disminuir la inmensa desigualdad de poder que existe a la base de la inequidad, la privatización de los bienes comunes, la apatía política y la desarticulación social. Y claro, como decíamos antes, no ha sido fácil; vamos a contracorriente en un modelo neoliberal que se mueve por el egoísmo y la competencia, al cual la acción colectiva y la democracia no le sirve.

La trayectoria de Surmaule se ha construido con procesos de fortalecimiento comunitario, formación de actores sociales, articulación de redes y movimientos para el levantamiento de agendas de incidencia, y estudios sociales, siempre desde el enfoque de derechos y metodologías participativas. Estas acciones han sido la puerta de entrada para vincularnos con diversos temas; hemos dialogado con el urbanismo, la reconstrucción pos terremoto, el género, la ecología, la identidad, la memoria, la cultura, los pueblos originarios, la migración y la economía solidaria, entre otros. Este trabajo desde la acción, junto con permitir vinculaciones directas con las comunidades, ha posicionado a Surmaule como un socio estratégico para organizaciones de la sociedad civil, instituciones académicas nacionales e internacionales y el sector público.

Este contexto y esta vocación transformadora hoy nos plantean grandes desafíos. El devenir del país está atravesado por el agotamiento del sistema político, por la emergente manifestación ciudadana y por el cuestionamiento a un modelo de desarrollo extractivista  y deshumanizador. Es en estos momentos en los cuales nuestra actoría -en lo comunitario, lo académico y lo institucional- nos llama a buscar y proponer nuevos caminos para seguir contribuyendo en la profundización de  esta democracia aún aparente.

Marcelo Gutiérrez Lecaros

Presidente ONG Surmaule